El Auto de Segundo lugar de popularidad en México pero Peligroso

El Tsuru es uno de esos autos que se quedarán por mucho tiempo en el imaginario colectivo pese a sus constantes y remarcadas deficiencias.

Se sabe que en materia de seguridad, las unidades fabricadas en México, obtuvieron las más bajas calificaciones de Latin NCAP y es posible que muchos piensen que su mayor virtud sólo sea su “ahorro de combustible”.

Debido a sus escasos estándares de seguridad murieron 4,102 personas en el país, entre el 2007 al 2012 se registraron dos mil 11 choques donde perdieron la vida los usuarios.

Si algún coche se equipara en popularidad con el Vocho, ese es el Tsuru. Apareció en las estanterías de las concesionarias de Nissan en abril de 1984. Reemplazó al Datsun (otro auto querido en nuestro país), para competir con el Caribe y el Atlantic de Volkswagen que en ese entonces se convertían en los objetos del deseo de los compradores en potencia de México.

En Estados Unidos fue comercializado bajo el nombre de Sentra (que ahora se vende en México como si fuese otro modelo), mientras que en Japón y otras partes del mundo fue llamado Sunny.

A diferencia del Datsun que presentaba tracción trasera, el Tsuru contaba con un motor de tracción delantera. De salida se le encontraba en versiones de 2, 4 y 5 puertas para la vagoneta.

Como muchos lo saben, Tsuru significa “Grulla”.

En 1986 el motor recibió una actualización, de ser un 1.5 litros cambió a uno 1.6, lo que no afectó en mucho su consumo de combustible. Un año después, a su versión potente de 5 velocidades (nombrada Tsuru Samurái), se le agregaron dos franjas negras en los costados para identificarlo, este modelo fue comercializado bajo el nombre de Tsuru Ninja Turbo.

El Tsuru lejos de recibir una actualización como ocurre con los modelos cada determinado tiempo fue relegado a la precariedad a costa de mantener un precio “accesible” para la golpeada economía mexicana.

Con el paso del tiempo, mientras la economía se estabilizó, al Tsuru se le relacionó cada vez con sus “beneficios precio ahorro de combustible” además de la facilidad con la que que se consiguen sus piezas para reparación. En realidad lo que estuvo frente a nosotros todo el tiempo, fue una imagen “prehistórica” que se mantenía vigente debido a su reducido precio.

El Tsuru a pesar de todas estas cualidades carecía de seguridad es por eso que en la actualidad ya salio del mercado con su ultima edición “Buen Camino”.

En Autoplaza sabemos que en la actualidad queremos ahorrar pero tambien debemos considerar la seguridad de nosotros y nuestra familia.

 

 

Categories:

Sin comentarios aún.

Deja tu comentario

Borra todo