Importancia del Control de Estabilidad en un Auto

Seguramente ya sabes o has escuchado del Control de Estabilidad pero realmente sabes cómo funciona?, en Autoplaza te ayudaremos aclarar tus dudas brindándote informacion sobre este tema.

Empezaremos definiendo que es y por que  es importante que lo tenga tu Auto 

El Control de Estabilidad es uno de los avances tecnológicos para la seguridad activa más importantes de los últimos años. Su función es conseguir que el vehículo mantenga su trayectoria, marcada por el volante, evitando que derrape y que finalmente colisione.

El Control de Estabilidad está compuesto por una unidad de control electrónico y unos actuadores o transformadores situados en el sistema de frenado. Este sistema está integrado por una serie de sensores, como el sensor de ángulo de dirección que informa sobre el movimiento del volante desde la columna de la dirección, los sensores de velocidad de giro, similares al del ABS, que se sitúan en las ruedas e informan sobre posibles bloqueos, el sensor de ángulo de giro y aceleración transversal.

Principal Función del ESP

El Control de Estabilidad (salvo que se desconecte manualmente) está activado permanentemente. En él, un microordenador evalúa las señales de los sensores y comprueba 25 veces por segundo si las maniobras del conductor al volante se corresponden con el movimiento real del vehículo. Si éste se mueve en una dirección diferente a la deseada, el ordenador detecta esta situación crítica y reacciona de inmediato, independientemente del conductor. El ESC utiliza el sistema de frenos, desacelerando independientemente cada rueda para mantener estable la trayectoria del vehículo. Con este frenado selectivo el control de estabilidad genera la necesaria fuerza opuesta, de manera que el vehiculo obedece al conductor. El sistema también puede intervenir en el motor para reducir la potencia del mismo. De esta manera, siempre dentro de los límites de la física, el vehículo mantiene con seguridad la trayectoria deseada.

Para poder tomar decisiones todos precisamos datos, así que el Control de Estabilidad necesitará de varios sensores que le den la información oportuna para actuar en consecuencia y corregir la trayectoria de nuestro automóvil.

Sensores que constituyen el Control de Estabilidad:

  • Sensor de ángulo de volante: tal vez sea el más importante, ya que, al carecer de ojos, la única forma que tiene el ESP de saber dónde queremos ir es a través de la posición del volante. Este sensor no sólo indica cuánto lo hemos girado, sino también cómo de rápido lo hemos hecho.
  • Sensores de giro de rueda: son los mismos que los del sistema ABS que explicamos en Autocasion.com.
  • Sensor de posición del acelerador: como decíamos antes, el ESP necesita de la colaboración de varios sistemas para trabajar, entre ellos, el motor.
  • Sensores de aceleración lateral: indican al control de estabilidad si el coche describe la curva o no. Si el sensor del volante le dice que está girado a la derecha, pero no hay una aceleración lateral, significa que el coche sigue recto y que, por lo tanto, debe actuar.
  • Un giróscopo: este sensor indica al sistema si el vehículo está intentando girar sobre su propio eje, como una peonza.
  • Unidad de control: como siempre, un ordenador compara los datos que recibe de los sensores con los datos que debería tener. Si coinciden, todo va bien; si no, hay que trabajar.

La gran ventaja del Control de Estabilidad,  es que es uno de los sistemas de seguridad que no deben faltar en tu Auto Nuevo, reside en que permite compensar la energía que empuja a nuestro coche mediante el sistema de frenado cuando hacemos un giro brusco o una maniobra peligros. De este modo, el número de accidentes derivados de un derrape disminuyen en un porcentaje muy alto.

En Autoplaza  sabemos que esta informacion sobre Control de Estabilidad es muy importante para tu seguridad y la de los demás. Recuerda que en autoplaza podrás encontrar diversos modelos y marcas en Autos Nuevos y Seminuevos.

Categories:

Sin comentarios aún.

Deja tu comentario

Borra todo