Importancia del Kilometraje al comprar un Auto

En Autoplaza sabemos que desde que compras un Auto y sale del concesionario con la tarjeta de propiedad y placas de rodaje correspondientes, la unidad ya se considera un vehículo usado, aunque no se haya generado kilometraje.

El registro del kilometraje es un factor fundamental en la compra de un vehículo usado, pues te indicará el uso y, por lo tanto, el desgaste del vehículo. Un vehículo particular debería recorrer entre 18.000 y 25.000 kilómetros al año.

Un coche con pocos kilómetros está mejor valorado que cualquier otro con más números en el cuentakilómetros. Incluso un kilometraje bajo tiene mejor aceptación que otras condiciones como el estado del interior, el color, el historial de conducción de su propietario o el uso que se le ha dado al automóvil.

Además, calculamos el promedio de kilometraje por año del auto. En caso de que sobrepase el promedio por año normal, el informe te lo hará notar, indicándote por cuánto ha sido sobrepasado dicho promedio. Esta información será clave para determinar cuán intensivo ha sido el uso de un vehículo.

Kilómetros y antigüedad son dos factores muy importantes que debemos tener en cuenta a la hora de adquirir un vehículo o para su correcto mantenimiento. Con el paso de los años y, sobre todo, con el trascurso de kilómetros, el desgaste de un coche es inevitable. De ahí la importancia de realizar un correcto mantenimiento.

Pero como Saber si el Kilometraje fue Alterado

Existen muchos lugares donde se puede adulterar el kilometraje, ya sea para vehículos con odómetros análogos o electrónicos. El procedimiento para alterar el registro de kilometraje de un auto puede costar desde los $15.000 a los $80.000. Con esta simple inversión el valor de un vehículo usado se eleva hasta en $300.000. La existencia de este tipo de prácticas obliga a toda persona que considera comprar un auto usado a estar muy atenta para evitar caer en engaños.

El odómetro no es la única manera para conocer la antigüedad del auto usado que vas a comprar. Si no confías en él, puedes revisar los brillos del volante, el desgaste del asiento, del protector de la palanca de cambios, la tapicería y el de los botones de la consola central. Todo esto te dará indicios de si su recorrido coincide o no con el deterioro de dichos elementos.

Inserta la llave y si notas una holgura excesiva entre ambos entonces desconfía de la cantidad que te indica el “cuentakilómetros”. El desgaste de la alfombra y los plásticos laterales de la maletera también son un buen referente para corroborar el kilometraje.

Revisa el odómetro

Si es análogo, centra tu atención en la alineación de los números, sobre todo en el primer dígito de la izquierda. Si estos presentan un ligero desnivel eso puede ser una clara señal que el odómetro ha sido modificado. Además, busca si el tablero tiene marcas de haber sido desmontado, ya que en la mayoría de autos para alterar el kilometraje es necesario retirar este elemento.

En caso sea digital, corroborar si el odómetro ha sido manipulado es más difícil y tendrías que recurrir a la ayuda de un experto. En algunos modelos, sobre todo en los más modernos, la cantidad de kilómetros recorridos se almacena en la ECU del vehículo, basta con pasar un scanner para saber la cifra real. Si el modelo no tuviera esa opción, debes revisar el historial de revisiones y fijarte si concuerdan las cifras.

Como sacar cuentas de los kilómetros por año

Recuerda que con un uso normal, el vehículo recorre un promedio de 10, 000 a 20, 000 kilómetros en un año. Pongamos un ejemplo, digamos que un carro recorre 15, 000 por año, entonces si el auto usado que deseamos comprar dice tener un recorrido de 40, 000 y 10 años de antigüedad. Ese odómetro fue alterado.

En Autoplaza esperamos te sirva esta informacion al momento de comprar tu auto ya que es muy importante para el funcionamiento del mismo.

 

 

 

Categories:

Sin comentarios aún.

Deja tu comentario

Borra todo