Razones Por Las Que Se Devalúan Los Coches

¿Por qué se devalúa un carro?

Un carro tiende a devaluarse por una gran variedad de factores, no sólo por su año de venta original. Hay autos que mantienen una alta demanda en el mercado por su confiabilidad y durabilidad, o simplemente porque hay una oferta baja y esto les da un mayor valor de reventa, como es el caso de los autos clásicos. Hay ciertas marcas que se deprecian más que otras, y por supuesto, las condiciones físicas en las que se encuentra un vehículo juegan un papel importante en la valuación de un auto.

  • Servicios: La primera gran baja que sufre un auto al momento de comprarlo está relacionada con el margen de servicios de la empresa concesionaria, además del Impuesto Sobre Automóviles Nuevos, ISAN; y el Impuesto al Valor Agregado, IVA; todos, costos que el usuario debe estar dispuesto a asumir si se quiere llevar un 0 kilómetro y que al revenderlo no los recuperará.
  • Kilómetros recorridos: A mayor kilometraje, más desgaste del carro y sus piezas, por ello, si buscas un auto usado, este factor estará muy relacionado con el precio de venta de la unidad.
  • El estado del carro: Un vehículo bien cuidado, que desde el punto de vista estético y mecánico tenga todo en buenas condiciones, tendrá un valor de reventa mucho mayor que uno que está echado a la suerte.
  • Demanda del vehículo: Si un auto tiene una tasa de reventa alta, su precio no tenderá tanto a la baja como un carro del que cuesta tener salida en el mercado, sobre todo si es usado.
  • Mantenimiento: Un carro que tenga altos costos de mantenimiento es menos interesante para el público, por lo que su demanda no es tan alta como la de un auto económico, al que es fácil y barato encontrarle repuestos y talleres donde los mecánicos estén capacitados para repararlo.
  • El número de propietarios: El hecho de que un carro usado haya tenido más de un propietario indica que ha debido someterse a distintos tratos, y seamos sinceros, no todas las personas tienen el hábito de tratar bien su auto. Asimismo, si el vehículo ha tenido hartos propietarios en un corto plazo, puede ser indicio de que la unidad no se encuentra en el mejor estado, por lo que este factor tiende a bajar considerablemente el precio de la unidad.
  • La marca: El prestigio de la marca de un carro puede hacer una diferencia significativa a la hora de ponerlo a la venta. Por ello, es fácil encontrar en el mercado modelos de hace 15 años de marcas tradicionales y bien evaluadas a precios que casi se igualan con modelos con modelos de hace 5 años, pero cuyos fabricantes no tienen tanta trayectoria o derechamente no tienen buena reputación.
  • El gasto de combustible: Otro punto es el rendimiento del motor del carro. Generalmente, un vehículo cuyo motor es de una cilindrada más alta, tiende a bajar más su valor, pues la tendencia del mercado actual es a la reducción del consumo ya que se trata de un ítem que pueda sacar una tajada importante de tu presupuesto mensual.

La opción de comprar un vehículo seminuevo es la más viable tanto económicamente como en cuanto a flexibilidad de viajes, ya que si bien tomar Uber pudo resultar ser más barato en el estudio, el número de viajes en los que se mantiene más económica esta opción es limitado y puedes conseguir el mejor auto seminuevo con Auto Plaza.

Categories: